lunes, 14 de diciembre de 2015

EXCLUSIVO: Hablan las guerrilleras víctimas del bombardeo del Estado Colombiano al campamento de Raúl Reyes, FARC-EP

Diana Torrez, comandante Raúl Reyes y Susana Téllez.




EXCLUSIVO:
Hablan las guerrilleras víctimas del bombardeo del Estado Colombiano al campamento de Raúl Reyes, FARC-EP

POR DICK - MIRIAM EMANUELSSON

Videos:
1.      Hablan las guerrilleras Susana y Diana víctimas del bombardeo en el campamento del Comandante Raúl Reyes el 1º de marzo de 2008 (1,25 horas):


2.      Entrevista (56 minutos) con los padres de los universitarios mexicanos asesinados en el bombardeo: ¡“A convertir el dolor en lucha”!



ANNCOL / NICARAGUA  / MÉXICO / 2015-12-15 / Hoy, 15 de diciembre 2015, se suscribe entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la Delegación de Paz de las FARC-EP el 5º punto de la agenda de paz sobre el tema de las Víctimas. Ha llegado una selección de víctimas desde Colombia para presenciar el histórico día. Pero el tema ha sido presentado en los medios oficialistas que “todas las víctimas son de las FARC”.

En realidad la insurgencia es responsable por una mínima cuota de las víctimas durante el conflicto social y armado de más de 50 años, calculada por los organismos de DDHH y ong´s a un 15-20 por ciento.

Compáralo con la responsabilidad del Estado y su “Monstruo”, como tildó Salvatore Mancuso el paramilitarismo, que juntos con las FF.MM. representan 70 por ciento de los horrores del conflicto colombiano.

Por lo menos cinco perforaciones en la espalda de la enfermera del campamento, la guerrillera Yarlenis, fue la respuesta del Ejército Colombiano cuando pedía de auxilio.

Lo mismo pasó éste guerrillero. Fotos: Ejercito y reportos ecuatorianos.


ANNCOL, por su parte, presenta en el siguiente reportaje dos víctimas que no están presentes en La Habana hoy. Son las guerrilleras Susana Téllez y Diana Torrez, sobrevivientes del bombardeo ordenado por Álvaro Uribe y su ministro de Defensa Juan Manuel Santos el 1º de Marzo a las 00.30 horas.

Unos 30 guerrilleros y cinco universitarios mexicanos estaban durmiendo en sus ´caletas´, sin darse cuenta que una de las peores matanzas contra seres humanos en Latinoamérica sería una triste realidad cuando la primera bomba de 250 libras (113,4 kilogramos) caerían sobre sus cuerpos. Solo una carpita y mosquitero eran las “protecciones”.

La guerrillera Diana Torrez es llevada por dos soldados ecuatorianos. Después el bombardeo se arrastró y logró esconderse toda la noche bajo un basural de hojas de los árboles, lo que seguramente fue su salvación.


SANTOS SE HINCHARÁ HOY CON FRASES y declaraciones sobre la paz. Pero su “paz” no es del pueblo colombiano sino de las Locomotoras Mineras, los ganaderos y el capital financiero transnacional especulativo. En la sombra están los generales, militaristas o corruptos, esperando para “mamar gallo al Acuerdo de Paz”, antes que haya secado la tinta de las firmas de ambas partes.

Las guerrilleras de las FARC, Susana y Diana, lisiadas por el bombardeo, no se encuentran en La Habana para presenciar la firma sobre el tema de las Víctimas. Se encuentran en exilio en Managua, Nicaragua desde hace casi ocho años. Dicen, que cuando el Secretariado les ordena para empacar las maletas y nuevamente incorporarse a las filas guerrilleras para cumplir sus tareas, ahí estarán. Porque son y siguen siendo de las FARC, sean como sean las circunstancias.

La guerrillera Susana Téllez es tranquilizada por el ministro de Defensa de Ecuador, Wellington Sandoval.


EN ESTA EXTENSA ENTREVISTA de 85 minutos relatan cómo fue el bombardeo esa noche fatal y el día siguiente cuando llegaron las tropas ecuatorianas, cómplices del Ejército Colombiano, al lugar en donde murió el Comandante Raúl Reyes y su cordón de seguridad.

Cuentan las guerrilleras como fueron primero dos bombardeos con bombas de 250 libras seguidos por los helicópteros Black&Hawk que venían ametrallando al campamento y desembarcando tropas regulares, cometiendo crímenes de guerra que es cuando el soldado da un tiro de gracia en la espalda a su contrincante. Los testigos para ese crimen son Susana, Diana y Lucía Morett, la universitaria mexicana que sobrevivió al bombardeo.

La universitaria mexicana Lucía Morett en la llegada a
Nicaragua donde fue recibido por presidente Daniel Ortega.


POR ESO HAN SIDO BUSCADAS por los agentes enviados por el dúo Uribe & Santos para acabar con las tres mujeres valientes que no se han dejado presionar por la horda fascista colombiana. Y cuentan las dos mujeres, que lograron salvarse de los agentes enviados que las buscaban para asesinarlas en el Hospital Militar en Quito, Ecuador. Fueron llevadas ahí desde el campamento bombardeado gracias al ministro de Defensa de Ecuador, Wellington Sandoval que las protegió hasta la segunda semana de mayo de 2008 cuando fueron llevadas a Nicaragua.

Veronica Velázquez fue una de los cuatro mexicanos muertos.
La universitaria mexicana Lucia Morett, por su parte, se vio obligada de refugiarse en un lugar desconocido en el mundo después que regresó a su tierra mexicana. El régimen pro yanqui de Felipe Calderón no hizo una sola protesta contra el régimen Uribista&Santista que asesinó a sangre fría a cuatro jóvenes compatriotas que en la prensa reaccionaria mexicana y colombiana fueron catalogados como “guerrilleros en preparación”.

Los cinco universitarios habían llegado al campamento después un evento en la capital ecuatoriana, convocado por el Movimiento Continental Bolivariano (MCB). Después el evento fueron rumbo a Sucumbios y el campamento guerrillero para encontrar más elementos en el lugar para sus tesis sobre estudios latinoamericanos que realizaban en la UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México.

Manifestación en las afueras de la embajada colombiana en la Ciudad de México que realizan los padres de los jovenes asesinados respaldados por la solidaridad mexicana. La acción se realiza mensualmente desde el bombardeo el 1 de marzo de 2008.

EL ATAQUE AL CAMPAMENTO del integrante del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP, Raúl Reyes fue ejecutado en Sucumbíos, Ecuador, 1700 metros de la frontera colombo-ecuatoriana. El campamento servía transicionalmente como un lugar donde Reyes recibía mensajeros de diferentes gobiernos para facilitar la liberación de prisioneros de guerra que tenían las FARC en ese momento, relatan las guerrilleras. El ataque fue duramente condenado por la comunidad internacional.



¿Quién era el/la Infiltrado/a?

ABRIL 2005: La joven y guapa guerrillera que se preparó para la entrevista era Susana Téllez, afrocolombiana que era parte del cordón de seguridad del comandante Raúl Reyes. La había escuchado el día antes en el aula del campamento cuando dio una charla de más de una hora sobre la estructura orgánica de todo el movimiento guerrillero de las FARC, desde las milicias populares hasta el Partido Comunista Colombiano Clandestino, PCCC. Lo hizo con una elegancia y seguridad política que me impresionó, sabiendo que ella había sido formado adentro de las filas guerrilleras desde los 13 años.

Susana Téllez en abril 2005 en el campamento de Raúl Reyes.

Era un año duro, decía tanto ella como Raúl Reyes. Uribe estaba obsesionado por una victoria militar y había lanzado “Plan Patriota”, el sucesor del Plan Colombia para dar con todo contra las FARC y el ELN. Los gringos ya tenían más experiencia del tema colombiano. Lograron capacitar sus colegas colombianos en unir los diferentes ramas de las FFMM para combinar los ataques terrestres con la aviación, asesorados por los dos mil asesores militares estadounidenses en Colombia.

La inteligencia militar colombiana también se lanzaba con todo, espiando a la oposición popular para desacreditarla, utilizando sus “peleles” en Caracol y RCN. Llegaron estos “colegas” para hacer “Un Día en el Ejército”, montándose el camuflaje en la base de Entrenamiento del Ejército en Tolemaida “para sentir como era estar en el campo de batalla”. No es de sorprenderse semejante periodismo ligado a la guerra.

El comandante Raúl Reyes ante sus tropas de seguridad en abril 2005.


CUANDO VEO NUEVAMENTE LA ENTREVISTA con Raúl Reyes, Susana y el musculoso Arnóbis, que era el moreno encargado en el campamento de la ametralladora, pues veo solamente colombianos humildes, mujeres y hombres de la mejor calidad humana, seres humanos sin temor de perder la vida para construir una Nueva Colombia donde todos quepan pero donde la oligarquía mata a todos que insiste en ese sueño.

No niego que pensé primero en estos guerrilleros cuando supe en la tarde ese 1º de marzo de 2008 que había sido bombardeado el campamento de Raúl Reyes. Tres sobrevivientes, ¿Quiénes son? me pregunté.

Me alegré cuando vi por Telesur las secuencias en un acto de mujeres sandinistas en Nicaragua donde aparecieron Susana, Diana y la mexicana Lucia un mes después del bombardeo. Buscaba en el archivo los videos y entrevistas de las compañeras, entre ellas “Catarina”, una veterana guerrillera que se salvó del genocidio político de la Unión Patriótica, incorporándose a las filas de las FARC en los 80´.



CUANDO VEO LAS GUERRILLERAS NUEVAMENTE al principio del mes de noviembre este año (2015), siento una gran alegría.

El brazo izquierdo de Susana quedó reducida por las bombas.
Susana, con un brazo visiblemente reducido y dos piernas gravemente afectadas por las bombas esa noche fatal.

Diana, que visiblemente no solo se ve dulce y tierna sino que perdió la maniobra de su pierna izquierda donde la rótula voló por la onda expansiva de la primera bomba.

– Cuando desembarcaron las tropas colombianas y llegaron al campamento, muchos compañeros que estaban heridos gritaron por auxilio. Fueron respondidos por los militares del ejército colombiano con ráfagas, cuenta Diana con una expresión en los ojos, difícil de interpretar.

Es la misma historia de Susana.

Su casa en Managua es como un recordatorio de su “familia”, como la llaman las FARC pero sobre todo, su comandante, “El Camarada Raúl”.

Fueron testigos cuando los militares colombianos en la madrugada colocaron a su comandante adentro el helicóptero, llevándolo a Colombia como un trofeo de guerra. Detrás dejaron 25 guerrilleros muertos, varios con disparos en la espalda. “Sentí un vacío cuando llevaron al camarada Raúl”, recuerda Susana.


De la rótula no quedó nada y dejó Diana con las muletas por el resto de la vida.


ELLA LOGRÓ ALEJARSE DEL CAMPAMENTO después el primer bombardeo. Había tenía la guardia entre 20.00-22.00 horas, dos horas y media antes del bombardeo. Cayó “rendida”, dice, por algo extraño en el aire que posteriormente dice fue un químico blanco que los sobrevuelos seguramente habían tirado para hacerlos dormir.

– ¿Cómo es posible que todo el mundo estaba durmiendo profundamente cuando ocurrió el bombardeo. Otra cosa extraña es que no estaban los fusiles en respectiva ´caleta´ cuando despertamos por el bombardeo, los sobrevivientes. Es decir, la infiltración nos había desarmado antes del bombardeo, dice Diana.

Vimos muchos movimientos extraños los días antes del bombardeo, agrega Susana, y alerté al camarada Raúl sobre ese hecho. Él dijo que lo había registrado también, y salió la misma tarde del 28 de febrero con tres guerrilleros para explorar el terreno donde íbamos a instalar el nuevo campamento. Solo faltaba que la delegación mexicana, que llegó a las 18.30 el 28 de febrero, terminara sus entrevistas e irse para después armar el nuevo campamento en un lugar desconocido por el enemigo.



LAS DOS GUERRILLERAS HAN ANALIZADO durante estos casi ocho años ¿por qué pasó el bombardeo?

– Había muchos movimientos en los alrededores del campamento por desconocidos, dice Diana.

– Estamos seguras que teníamos infiltración de guerrilleros recién llegados, agrega Susana.

Pero otro factor preocupante para el Secretariado y el Bloque Sur de las FARC era la supuesta integrante de la Comisión Internacional, la guerrillera “Esperanza”, Nubia Calderón.

Después el primer bombardeo ella estaba ilesa mientras su compañero sentimental, Franklin, había muerto en el bombardeo. Según fuentes nuestras, “Esperanza decía, cuando los guerrilleros heridos pedían su ayuda, que ´iba a ir para conseguir ayuda´. Es más, según ella se había reunido con guerrilleros en una finca para analizar la situación pero para los heridos en el campamento bombardeado no resultó en nada”, dice la fuente.



ESPERANZA RESULTA UN TEMA DELICADO, tanto para las FARC como al gobierno sandinista. Para el gobierno colombiano los sandinistas son enemigos a muerte, sobre todo después que el presidente Daniel Ortega de Nicaragua visitara Manuel Marulanda durante el proceso de paz en San Vicente de Caguán, 1999-2002. Pero también por haber otorgado asilo político a las dos guerrilleras. Esta enemistad se reforzó después el fallo en la Corte de la Haya que sentenció a favor al estado nicaragüense sobre el control de gran parte del archipiélago de las islas de San Andrés en donde Nicaragua obtuvo más de 70.000 kilometros cuadrados.

El 27 de febrero de 2010 el diario opositor nicaragüense y ciego antisandinista La Prensa publicó extractos de un programa de RCN (canal colombiano de TV/Radio) la noche anterior. En ello hablaba sobre una supuesta carta con la fecha 20 de agosto de 2008 del jefe del Frente 48 de las FARC en el Bloque Sur, Edgar Tovar, (Ángel Gabriel Lozada García) dirigida al Secretariado de las FARC, es decir tres meses después que Susana, Diana y Lucia habían aterrizado en Nicaragua.

El montaje de la Inteligecia Militar Colombiana con el motivo de enlodar a los presidentes Rafael Correa y Daniel Ortega en financiamiento por parte de la "narcoguerrilla" colombiana y en planes de asesinato respectivamente. Así se "neutralizara" los testimonios de las dos guerrilleras colombianas y la universitaria mexicana acerca los "tiros de gracias" del Ejército Colombiano el 1o de marzo de 2008, lo cual es crímen de guerra.

Tovar murió en un combate el 20 de enero 2010, por lo cual no podía desenmascarar el montaje que la inteligencia militar montó y que salió en RCN y La Prensa al mes siguiente.

En la carta de Tovar al Secretariado, éste recomienda la máxima instancia de las FARC de ejecutar a “Esperanza”, supuestamente internada en el hospital militar en Nicaragua. Había llegado ahí sin que nadie supiera cómo. Pero fue recogida por el gobierno nicaragüense, seguramente pensando que ella era también víctima por su presencia en el bombardeo el 1º de marzo de 2008, aunque oficialmente solo se ha hablado de tres víctimas sobrevivientes del bombardeo.

En la carta de Tovar, obviamente un descarado montaje de la inteligencia militar colombiana, éste decía lo siguiente:

Nos reunimos, por solicitud de ellos, con el embajador de Nicaragua y Nacho. Se trató un sólo tema: la enorme preocupación que hay en el Gobierno nicaragüense y el ecuatoriano porque se salió la información de la forma como Esperanza fue trasladada a Nicaragua”

En ese renglón el documento de la inteligencia colombiana involucra al gobierno sandinista, su enemigo natural, en el tema de las asiladas en Nicaragua.

Seguimos:

“Si lo anterior es grave, más grave aún es que Esperanza le ha comentado a ciertas personas que la OEA, la CIA y la inteligencia militar colombiana la tienen muy acosada y que ella va a tener que vomitar muchas cosas que sabe, por ejemplo: sobre unas tales reuniones de Larrea con el camarada 'Raúl", sobre un dinero que según se le dio a Correa para la campaña”.

Ahí Uribe & Santos involucran el invadido, es decir, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que por parte del jefe del Frente 48 de las FARC ha recibido dinero de las FARC para financiar su campaña electoral.

Y más, y esto es más grave:

“Resulta que a Esperanza en los exámenes que le han practicado le descubrieron, entre otros problemas de salud, un cáncer agresivo, lo que significa que le quedaría poco tiempo de vida. A ella le están atendiendo en un hospital militar, médicos de Estado de absoluta confianza. Acá nosotros, después de una profunda reflexión y teniendo en cuenta que la cuestión es de extrema gravedad, se nos ocurrió la idea de que se le practique la eutanasia y la cosa quedarla como algo natural, producto de la enfermedad. El embajador dice que eso se puede hacer sin ningún problema y que sólo esperan la orden de acá, que ojalá sea lo más pronto posible”.

Lo que un jefe de un frente de las FARC está proponiendo, desde las selvas casi impenetrables del sur de Colombia, es que las autoridades nicaragüenses asesinan a “la agente de la CIA” como “algo natural” a través una “eutanasia”.

Esto es periodismo colombiano sin arrugar la frente. Parte de la guerra psicológica.

Pero también es periodismo político de Nicaragua, donde el enemigo para el diario La Prensa es el sandinismo.

RCN y La Prensa involucran al gobierno sandinista en un supuesto plan de Daniel Ortega y el Secretariado de las FARC, objetivamente respaldado por Rafael Correa. El plan consiste en asesinar a una “traidora de las FARC” que insinúan ser agente de la CIA y que está atendida en el Hospital Militar en Managua.

Esta es guerra psicológica en su máximo nivel y en un frente internacional.



SUSANA Y DIANA SE HAN DEDICADO a estudiar durante los ocho años en Nicaragua. Susana ya se graduó el año pasado en relaciones internacionales en una universidad en Managua mientras Diana, que es más joven, salió como la mejor alumna del bachillerato, decorada y diplomada que sigue sus estudios en una universidad en la capital nicaragüense.

Las dos quieren aprovechar la entrevista para enviar un saludo fraternal y combativo a sus jefes en La Habana y los demás camaradas de la organización.

– Un saludo muy fraternal al pueblo de Colombia, un pueblo valiente al cual nosotras damos nuestro amor y la causa a favor de ellos. Además un saludo a los camaradas, que aquí estamos, en una otra trinchera de lucha pero estamos con ellos. Estamos firmes con los presos de guerra, con el camarada Simón Trinidad, injustamente encarcelado en EEUU. Tenemos la convicción que vamos a lograr la paz pero de verdadera justicia social.

– A los camaradas en La Habana que sigan adelante, que nos representan dignamente, que no sean tan confiados pero que sigan adelante, que aquí estamos esperando que nos colocan en la causa. El pueblo nicaragüense es un pueblo digno, muy hospitalario y un pueblo guerrero junto con los pueblos latinoamericanos y del mundo.

Dicen las dos víctimas en Managua que no son derrotadas y con las maletas listas para seguir la lucha.

Ve toda la entrevista: