jueves, 4 de febrero de 2016

El montaje del canal RCN y la inteligencia militar colombiana contra las hermanas de Pablo Catatumbo (FARC) en Costa Rica


El montaje del canal de televisión RCN en contra el proceso de paz en Colombia.

La Fiscalía de Costa Rica despeja dudas sobre las hermanas de Pablo Catatumb, comandante de las FARCe integrante de la Delegación de Paz en La Habana



[ANNCOL/DICK EMANUELSSON] La guerra psicológica contra el proceso de paz se refleja en las insinuaciones del RCN sobre el caso de las hermanas de Pablo Catatumbo que viven en Costa Rica desde hace más de 15 años.


El médico colombiano Hernando Vanegas es un otro caso del mismo país. Estuvo  exiliado con su familia en Costa Rica durante siete años a raíz de las amenazas en su contra y por su militancia en la Unión Patriótica en Colombia. Dos de sus hermanos fueron asesinados en Colombia. [lee la entrevista con Vanegas: Como “los tentáculos siniestros de la policía colombiana” llegaron a Costa Rica. . .]

En Costa Rica Vanegas era miembro del Colegio Médico. En 2005 el ex jefe del DAS Jorge Noguera llegó a Costa Rica e intentó a convencer a Vanegas a través de un chantaje de secuestro de su esposa e hijos que entregara datos sobre la ubicación de la Comisión Internacional de las FARC.

La familia Vanegas en la clandestinidad en Costa Rica dos
semanas antes de poder salir, con la asistencia de ACNUR a
Suecia. Los hostigamientos contra Hernando Vanegas por parte
de Álvaro Uribe fue y ha sido constante desde el 2005.


Desde la década de los 60´, tanto Vanegas como Rodrigo Granda, llamado el canciller de las FARC, habían sido militantes de la Juventud Comunista y mantenían una larga amistad.Ante esas amenazas flagrantes Vanegas solicitó asistencia de ACNUR y la misma jefe del organismo de la ONU en Costa Rica consideró el caso tan grave que hizo un "S.O.S." a los miembros de la organización internacional para asumir el caso de la familia de Vanegas. Tres semanas después pudo viajar a Suecia con su familia como refugiado político.

Jorge Noguera en el juicio donde fue sentenciado a 25 años de cárcel por su alianza con el paramilitarismo. Su patrón era el presidente Álvaro Uribe Vélez, máximo jefe del DAS.

Jorge Noguera por su lado fue sentenciado a 25 años de cárcel en el caso de las "Chuzadas" y por haber entregado nombres de la oposición politica en Colombia a los paramilitares en donde fue asesinado el profesor universitario Alfredo Correa. Éste había sido detenido por el DAS en Barranquilla que durante semanas intentó de obligarle decir que era "ideólogo de las FARC". Falló el montaje y fue liberado. Tres meses después fue asesinado por los paramilitares.

El reporte de Noguera sobre el caso del médico Vanegas se puede leer en el siguiente documento donde Noguera miente sobre Vanegas diciendo que era "profugo de la justicia" colombiana. La misma RCN en su programa "RCN de Noche" preguntó a la fiscalia si era cierto y el ente estatal dismintió la declaración de Noguera:


  

El terrorismo de estado aprovecha los canales en los medios de comunicación colombianos para "plantar" intereses lo que ahora se expresa en el caso de las hermanas de Pablo Catatumbo lo que el portal las2Orillas escribe en el siguiente texto:



El Comandante de las FARC-EP Pablo Catatumbo desde la Habana



La Fiscalía de Costa Rica despeja dudas sobre las hermanas de Pablo Catatumbo (FARC-EP)

Por Las2Orillas

Los señalamientos sobre el supuesto enriquecimiento de familiares del negociador de las Farc en La Habana que aparecieron en Noticias RCN, reafirmadas en una columna de Yohir Ackerman fueron desvirtuados con una facsimil enviado por la justicia del país centroamericano.

El noticiero se refirió a la posible vinculación de Nancy Torres Victoria y Betty Torres Victoria a hechos relacionados con lavado de activos y narcotráfico que hubieran generado un inexplicable enriquecimiento. Los señalamientos buscaban involucrar estos negocios con las Farc. La Fiscalía de ese país expidió un certificado en el que ratifica que ‘Las hermanas Torres Victoria no tienen asuntos pendientes con la justica de Costa Rica’.

Este es el documento:

IMG_20160203_144437

viernes, 15 de enero de 2016

Santos viaja a Washington para celebrar los 15 años de guerra según “Plan Colombia”






Santos viaja a Washington para celebrar los 15 años de guerra según “Plan Colombia”

POR DICK EMANUELSSON / ANNCOL

SAMBO CREEK-LA HABANA / 2016-01-15 / El presidente Juan Manuel Santos viaja a Washington a principio de febrero por invitación de Obama para “celebrar 15 años de Plan Colombia”. En entrevista con ANNCOL el comandante de las FARC Jesús Santrich, resume tal Plan como un Plan de Guerra.

El Plan Colombia significó el escalamiento masivo de la guerra en Colombia. ¿Es esto algo que celebrar? se pregunta el comandante guerrillero.

Jesús Santrich y el reportero en la selva colombiana 2002.
 Hace casi 15 años, más preciso el 16 de marzo 2000, tres altos funcionarios de USAID de la embajada estadounidense en Bogotá daban una exposición sobre el Plan Colombia. No voy a negar que me impresionaron en su intento de convencer a su público de la Universidad Javeriana en Bogotá.

Me decía el viejo amigo y colega del semanario Voz, Álvaro Angarita; “Los gringos no se atreven de hacer la misma exposición en la Universidad Nacional (pública) por su trayectoria popular y combativa. Por eso la hacen en la Universidad Javeriana que es considerada como una universidad para los próximos gobernantes y del Poder Fáctico en Colombia”.

“¡No somos pelotudos”!

El hilo central de la exposición de los tres norteamericanos era “social”, Plan Colombia era en primer lugar un Plan Social, sostenían, dando varios ejemplos cómo Colombia podría cambiar sustancialmente. Rechazaban las acusaciones de sus críticos en el sentido que Plan Colombia era para la guerra y nada más.

Terminando las exposiciones y con rostros felices, creyendo que ante este foro de estudiantes con padres adinerados habían logrado convencer los futuros gobernantes de Colombia, entonces un estudiante tomó la palabra diciendo lo siguiente:

De pronto nos pueden decir que somos de un país del tercer mundo, pero ¡no somos pelotudos”. Los tres gringos se alejaron rápidamente el evento.



Los norteamericanos decían que del presupuesto de 7,5 mil millones de dólares, que costaba Plan Colombia, 63 por ciento, es decir dos terceras partes irían a “obras sociales”. Ong´s de diferentes índoles nacieron como hongos en Colombia, viendo un mercado lucrativo en el mencionado plan. Durante los 15 años, más que un general y coronel quedaron detrás las rejas, sentenciados por haber robado millones de dólares.

Pero no fue el estado norteamericano que pagó la factura sino el pueblo colombiano. El complejo militar industrial estadounidense envió una flotilla de 100 helicópteros de diferentes modelos. “Pirañas”, buques de guerra que operan en los diferentes ríos del mapa nacional para disparar indiscriminadamente selva adentro, tratando de matar guerrilleros y animales fueron también entregados. Las fuerzas de la inteligencia militar o los organismos de seguridad del estado como el DAS, Departamento de Seguridad fueron reforzados de punto de vista tecnológico. Pero los equipos fueron entregados en varios casos, como el caso del DAS-G3, un grupo ilegal que comenzó a “chuzar” a periodistas y oposición política, o listas entregadas de personas que posteriormente fueron asesinadas por el paramilitarismo.

Un teniente del ejército nacional filma a campesinos en el Remolino de Caguán que denuncian atropellos por parte de las FF:MM. de la región.



Ahora Santos no quiere ir solo a EEUU, quiere llevarse los ex presidentes Andrés Pastrana, el entonces presidente que jugaba doble en ese año 2000. Por un lado negoció públicamente con las FARC para llegar a una firma por la paz. Y por el otro lado armó junto con Pentágono un Plan de Guerra, llamado Plan Colombia.

Pero los guerrilleros ya tienen décadas de experiencia sobre las maniobras de los diferentes gobiernos de turno y no se dejaron a presionar o engañar. Se rompió “el Proceso de Caguán” en febrero del 2002 y comenzó la segunda fase de Plan Colombia; Plan Patriota, cuyo padrino fue Uribe. La fórmula de este señor era Guerra Total. Pero tampoco logró el sueño de derrotar la insurgencia colombiana, pese a sus dos periodos como mandatario.

Santos juega también doble, lo que se confirma todos los días en Colombia de hoy, y la aceptación de Santos a ir a Washington para celebrar los 15 años de Plan Colombia es una muestra de eso. Obama representa un estado en guerra permanente. Diez por ciento de todos los homicidios que ocurren en EE.UU. son cometidos por veteranos de guerra. Dos por ciento de todos los suicidios en el país de Obama son realizados por los veteranos de guerra.

En formación; fuerzas militares del estado colombiano. ¿Que futuro tendrán en una colombia de paz?


ANNCOL habló con Jesús Santrich, comandante e integrante del Estado Mayor Central de las FARC-EP e integrante de la Delegación de Paz de la guerrilla en La Habana, sobre la noticia que Santos viaja a EE.UU. para celebrar los 15 años de Plan Colombia. ¿Cuál es su conclusión y saldo social, político militar de los 15 años de Plan Colombia que estrenó durante el proceso de paz en Caguán (1999-febrerero 2002)?

– El Plan Colombia significó el escalamiento masivo de la guerra en Colombia y representó la masificación de las Fuerzas Militares. Además es la demostración del carácter transnacional del conflicto y del servilismo del Estado colombiano, que se tradujo en la pérdida de hecho de la soberanía nacional. Más allá del plano bélico, el Plan Colombia implicó la profundización de la crisis humanitaria de nuestro país, que durante estos 15 años ha sufrido más y más falsos positivos, desapariciones y montajes judiciales. En términos concretos a lo que asistimos fue a que el dinero de los impuestos que paga la ciudadanía estadounidense se invirtió en una estrategia que representó sistemáticas violaciones a los derechos humanos. ¿Es esto algo que celebrar?

Manifestación de colmbianos en Estocolmo en contra el Plan Colombia. Foto: Dick E.


“Se hará una revisión de la agenda bilateral con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry”, según el diario El Tiempo. ¿Qué función tendrán las siete bases militares estadounidenses en Colombia si se firman un proceso de paz entre el estado y las FARC?

– Es bastante improbable que la Agenda de Washington se salga de los parámetros del intervencionismo; y ello es así porque esa no solamente es la esencia de la geopolítica estadounidense, sino que también existe una mentalidad de sumisión y entreguismo de parte del gobierno colombiano. Con esa realidad hay que tratar de avanzar.

– De cualquier forma, la postura de las FARC-EP es que un eventual cierre del conflicto debe traducirse en la salida del país de toda la intervención militar extranjera. En una hipotética Colombia en post-acuerdo que construye la paz y dedica sus mejores esfuerzos a la reconciliación nacional y al desarrollo económico con justicia social, no tiene cabida persistir en la militarización ni en el militarismo como concepción de Estado. La presencia militar extranjera debe concluir, lo cual implica que debe cesar el intervencionismo, pues hasta el momento Colombia es un país intervenido.



¿Cómo ven las Farc las preocupantes declaraciones del jefe del Comando Sur contra Venezuela en este contexto?

– Es claro que para el Comando Sur la irrupción de gobiernos progresistas en Nuestra América es una realidad inadmisible y por eso los toma como su objetivo político-militar inmediato. Su estrategia es desestabilizar y cobrarles a nuestros pueblos el atreverse a desafiar su hegemonía en la región. Pero la respuesta a esta real amenaza debe venir de la movilización creciente del pueblo por la defensa de su soberanía y de las conquistas alcanzadas. Para el caso de Venezuela, debemos decir que se trata de un país donde la conciencia política de su gente, sobre todo de los más humildes, ha crecido, se ha fortalecido en medio del injerencismo permanente de Estados Unidos; ese es un país con un pueblo indoblegable que sabrá dar la pelea en los términos que se la coloquen, con la certeza de que no se dejarán quitar las conquistas logradas con el proceso bolivariano. La herencia de Chávez es sólida no sólo como fuerza moral para Venezuela sino para el conjunto de los revolucionarios del continente.

Por otro lado Santos dio orden a sus negociadores en La Habana de “acelerar las conversaciones”. ¿Qué opinan de esto?

– El 23 de septiembre pasado nuestro Comandante Timoleón Jiménez nos mandató a hacer el mayor esfuerzo por lograr un pronto fin del conflicto. De nuestro parte es un compromiso militante y lo estamos cumpliendo. Pero la Mesa tiene dos lados y el compromiso del gobierno se queda en las palabras. Mire, el 22 de noviembre el presidente anunció el inmediato indulto de 30 guerrilleros prisioneros en las cárceles colombianas, la concentración de todos los prisioneros de guerra en patios especiales y la implementación de brigadas de salud para la población carcelaria. Al día de hoy, no ha cumplido con nada de esto. Ese sería uno de los esfuerzo por acelerar. De nuestra parte, como dijo recientemente el comandante Joaquín Gómez, el acelerador lo tenemos puesto desde el primer día de las conversaciones.

– Pero esta celeridad la asumimos considerando que ella no puede conducirnos a analizar con ligerezas los temas de la Agenda. Las discusiones pendientes no son cualquier cosa. Máxime cuando hablamos de temas militares de hondo calado que se están discutiendo en la Subcomisión Técnica, así como del esclarecimiento y combate efectivo del paramilitarismo, que es quizá la mayor amenaza para un eventual paso a la política abierta por parte de nuestra organización. Sin fatalismos y con todo el deseo de trabajar por la paz, hay que advertir que solucionar estas cuestiones en solo 70 días va a ser muy difícil.



lunes, 11 de enero de 2016

Edison Romaña, FARC a Santos: ¡”No nos cierren el espacio y no nos empujen otra vez a la guerra”! [Video-entrevista]





Edison Romaña, FARC a Santos: ¡”No nos cierren el espacio y no nos empujen otra vez a la guerra”! [Video-entrevista]



Por Dick Emanuelsson
Cámara: Lucio Ayala.

Video:





LA HABANA / ANNCOL / Solo diga “ROMAÑA” y para el oligarca miedoso en Bogotá se suelta el estómago y comienza casi a sudar. Los medios tienen la culpa, dicen los guerrilleros en La Habana, “Romaña es un camarada de paz”.

Durante la década de los 90´ y la siguiente década, la fama de este colombiano que a sus 15 años ingresó a las FARC, subió a tal grado que definitivamente el Poder Fáctico le temía.

No era para menos. Romaña ya era un comandante guerrillero experimentado que lideraba la construcción del “Candado de Bogotá”, creando 10-12 frentes de las FARC en el departamento de Cundinamarca, rodeando a la capital de la república.

Bajo el título “Bogotá sitiada” [1], la Revista Semana describió en una de sus ediciones de 1996 que “más de 1.200 guerrilleros de una docena de frentes asoman por los cerros de la capital del país, en desarrollo de un aterrador plan estratégico”.

Y siguió Semana:

“En 40 años que lleva la guerrilla en Colombia nunca antes había estado tan cerca de Bogotá. En los últimos dos meses, la subversión ha realizado, sin sufrir mayores bajas en sus filas, 18 ataques en las goteras (cercanías) de la capital”.

Fue ese año cuando el jefe del Comando Sur reportaba ante una comisión en el congreso gringo, que “si no se tomaban medidas drásticas en Colombia, las FARC tomarían el poder en cinco años”.



La batalla de Casa Verde

Topamos en Casa Verde, el campamento principal de las FARC, en abril de 1988, durante la 2ª Cumbre de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar. El era un chaval, guerrillero joven, pero que creció con la defensa de Marulanda y el Secretariado cuando la traición del ex mandatario Cesar Gaviria era un hecho el 9 de diciembre de 1990, cuando el presidente liberal ordenó la “Operación Colombia” con la meta de erradicar físicamente al Secretariado de las FARC con bombas de 250 libras y 7.000 unidades del Ejército Nacional, desembarcado y traslados a la región. Pero falló, como ha fallado cada vez cuando el Estado Colombiano ha intentado derrotar la rebelión armada en Colombia.

Casa Verde, abril 1988.

Emboscada al Ejército y millones de pesos

Más que una vez ha emboscado al Ejército. Una de las anécdotas es cuando “El Mono”, el comandante Jorge Briceño, le comunicó diciendo que el Bloque Oriental estaba sin recursos (dinero) y “que había que hacer algo”.

Romaña estaba en Sumapaz y se trasladó, encabezando 40 guerrilleros de una unidad Móvil a la carretera entre Bogotá y Villavicencio y emboscó a un transporte del Ejército con 20 militares. La comitiva militar del estado transportaba los sueldos para los profesionales en el departamento del Meta, millones de pesos. Pero fueron tomados prisioneros de guerra por la unidad guerrillera pero posteriormente liberados, sin un solo peso.



Reportado muerto por los medios

La cacería de bruja y la obsesión de las FF.MM. colombianas era inmensa contra este Comandante de Bloque. En septiembre de 2010 los medios de comunicación colombianos reportaban su “ULTIMA NOTICIA”, reportando los reportes del Ejército que Romaña estaba muerto en un bombardeo en Meta.


 

Pero como tantas veces se “quemaron” por confiar más a la inteligencia militar que su propio instinto periodístico. Parece que no se había aprendido la lección de los reportes sobre Manuel Marulanda que según el Ejército había sido reportado como muerto 1200 veces. Y murió en 2008 una muerte natural.

Y nos topamos nuevamente a fines del año pasado en La Habana, 27 años después de Casa Verde. Y como cualquier guerrillero sencillo, es humilde. No se expresa con palabras avanzadas de la Academia Real Española sino que el lenguaje que es el mismo como cuando habla con los campesinos en Sumapaz, departamento de Meta o en Cundinamarca, regiones que son partes del Bloque Guerrillero Jorge Briceño, antiguamente el Bloque Oriental, el más grande y fuerte bloque de las FARC.

El párramo de Sumapaz, bastión guerrillera.


“Tenemos un enemigo muy traicionero”

Tres días antes que lo entrevistáramos regresó de una visita a Colombia. Presentaba una visión que preocupa porque la delegación integrada por representantes de los militares, del gobierno de Santos, personas de organismos internacionales expertos en desminación, pues nos cuenta que la delegación y los campesinos de la región fueron hostigados y amenazados por las Fuerzas Militares en la zona.

– Tenemos un enemigo muy traicionero que nos ha engañado muchas veces, comienza. Lo que ellos quieren es que nos concentremos en las corralejas y nos pongan guardias.

¿Por qué la guerrilla acepta desminar al campo cuando ni siquiera hay un cese al fuego bilateral?

– Es la pregunta de los guerrilleros, de amigos y de organizaciones. Porque es la táctica de la guerrilla. No tenemos aviones o bombas de 500 libras. Nos defendimos con las minas. Y hay que explicar eso para buscar un desescalamiento del conflicto y hay que empezar por algo. Y nos sentamos militares y guerrilleros para debatir.

– Las armas para nosotros, en este momento, son las minas. Además porque estamos defensivos, no estamos atacando a la fuerza pública, no estamos atacando a estaciones de policía o a bases militares. Si hubiera voluntad de Paz del gobierno colombiano ya habríamos decretado un cese bilateral al fuego. ¿Cómo cesamos el fuego? ¿Cómo paramos la guerra? Empezamos por eso (desminando). No es un desminado en toda Colombia sino es en dos departamentos (de 32): Antioquía y Meta.




“En Colombia hay minas por todas partes”

Dice que duraron tres meses para elegir los departamentos y duraron tres meses para elegir los dos municipios que fueron: Briceños en Antioquía y Meseta en Meta. Pero la tarea no terminaba ahí. Fueron otros dos meses para escoger dos veredas.

– En Briceños acordamos que fuera Oregón. En Meseta acordamos que fuera Santa Elena. En Colombia hay minas por todas partes porque es una guerra de décadas. Esto puede extenderse si el gobierno tiene voluntad de paz y dice que ´vamos a hacer un cese a las hostilidades bilateral y para siempre´.

– Eso es muy distinto. Porque las armas para nosotros en este momento son las minas, además porque estamos defensivos, no estamos atacando a la fuerza pública, no estamos atacando a estaciones de policía o a bases militares”.

Mina antipersonal guerrillera.


Helicópteros sobrevolando la comisión

Agrega que las FARC están “garantizando un cese unilateral de fuego para mostrar a Colombia y al mundo que sí queremos la paz. Y lo que estamos descontaminando son dos veredas en Colombia, ni municipios ni departamentos”.

– En el terreno (léase en el campo, tierra adentro) no hay una voluntad de paz (del Ejército). Porque había helicópteros sobrevolando donde estábamos nosotros (en Santa Elena). Montaron (el Ejército) un retén donde tomaron fotos de la población civil y registraron sus nombres. La gente tiene zozobra.

– Ese día cuando estábamos reunidos capturaron diez campesinos de la región. Y hoy, 20 de diciembre de 2015, lo acusan por rebelión, narcotráfico y terrorismo. Eso no ayuda de ninguna manera al desescalamiento del conflicto social y armado en Colombia. Pero tampoco ayuda a comenzar ese Plan Piloto (de desminar) en esa vereda. Es preocupante.



Hostigamientos y amenazas de muerte

Cada guerrillero y comandante en La Habana o en Colombia subrayan que “esto no es un caso aislado, es en todo el territorio nacional lo que es captura y estigmatización de campesinos en toda Colombia, condenándolos por rebelión y terrorismo”.

– Mientras estuvimos reunidos diez días en Santa Elena había hostigamientos por las patrullas de la Brigada Móvil 10, 1 y 2 del Ejército que opera en La Uribe. Hubo operativos y amenazas adentro de la vereda (diciendo) que estaban por nosotros, que nos iban a matar.

El Ejército presente en La Uribe. Foto: Notimundo.


Población pidiendo explicaciones sobre el proceso de paz

Al contrario de lo que dicen los medios corporativos en Bogotá, la población civil de Santa Elena los recibió muy bien, sostiene Romaña.

– Mucha gente llegó a buscarnos y que explicáramos que nos estábamos acordando en La Habana en lo que tiene que ver con Reforma Agraria Integral, Participación Política, cultivos ilícitos o el tema de las víctimas.

Pero hay zozobra en el campo colombiano. Sobran los “falsos positivos”.

– Hay 36 familias y diez de ellas han tocado de pagar cárceles. Hacen bombardeos a las fincas. Hay mucho nerviosismo si va a pasar lo mismo como cuando el despeje en (el municipio de) Caguán (1999-2012) en donde la población fue catalogada como “auxiliadora a la guerrilla”. El único “delito” es que es una zona en donde la guerrilla y la población han convivido históricamente. Pero no tiene que ver que sean guerrilleros o “terroristas” como el gobierno la trata.



Paz no a cualquier precio

Durante la entrevista que duró más de una hora, el comandante guerrillero subrayó repetidamente que el camino de Colombia es el de la paz. Pero no a cualquier precio. Asegura que no van a aceptar ser concentrados en unos corrales como ganado entregando sus armas, sin contacto y sin poder hacer trabajo política con el pueblo.

– El movimiento guerrillero no va a concentrarse si no hay garantías. No va a dejar las armas si no hay garantías. La ultraderecha de Colombia quiere que nos concentremos en las corralejas y que nos pongan guardias para hacer lo que han hecho históricamente en el país. Pero eso no puede darse. Porque no está dentro de la concepción política y militar del movimiento guerrillero y tampoco de la táctica de una fuerza que está hablando de igual e igual con el Estado.



Lucha política desarmada

Sostiene lo que se ha decidido en la Mesa del Diálogo sobre una cesación social de armas que involucra a toda la sociedad colombiana, desde los guerrilleros hasta los ganaderos-paramilitares para que haya un monopolio de las armas bajo control del estado.

¿Cómo va a ser la lucha política desarmada del Bloque Guerrillero Jorge Briceño”, que aglutina hasta ocho departamentos que es más o menos la mitad del país, si se firma un acuerdo de paz?

– A eso tiene miedo el estado, de hacer política. Las FARC desde el 24 de mayo de 1964 son una organización político-militar. Primero está lo político y después lo militar. Como no hubo ese espacio político, de ejercer las ideas y el pensamiento de un grupo de campesinos, buscamos el otro espacio, el militar, que creemos nos abra en este momento, que no nos cierren ese espacio y nos empujen nuevamente a la guerra. No lo queremos.

– El poder oligárquico en Colombia tiene miedo que los revolucionarios difundamos y batallamos nuestras ideas. Lo que queremos hacer es política con relaciones con todos los sectores sociales de las áreas donde operamos. Porque es ahí donde vamos a quedar. Por eso explicamos muy bien lo de “Terrepaz”, es decir territorio de paz. No nos vamos a dejar el fusil y a echar bultos o barrer a un andén o el parque o las calles como piensa la oligarquía o los gremios económicos como hicieron con el M19, EPL o con los paramilitares. No, somos un Estado adentro de otro Estado y así mismo pensamos.

El máximo comandante del M-19, Carlos Pizarro, entrega su fusil en marzo 1990 junto con sus camaradas en armas. Postuló como candidato presidencial para las elecciones el 27 de mayo 1990. Pero fue asesinado el 26 de abril 1990, es decir, menos de un mes después de haber entregado su fusil y un mes antes de participar en las elecciones. ¿Y ahora?


Ante ultimátum de generales: “Es mejor seguir en la guerra”

Como miembro de una subcomisión de “Seguridad” debate con los militares colombianos y lógicamente no siempre coinciden en las conclusiones.

– Los generales dicen que “ustedes se concentren ahí en un cuadro de corraleja y nosotros pagamos guardia y no entran ningún civil. Porque ahí a ustedes llegan helicópteros con las remesas, con medicamentos y cosas que necesitan pero ustedes no necesitan tener relaciones con la población civil”.

– “Me da mucha pena, general, pero es mejor seguir en la guerra, porque en la guerra yo me relaciono todos los días con la población civil en donde doy ideas, instrucciones, iniciativas de desarrollo, como pueden vivir en convivencia en paz, en armonía o fraternidad. Ahí se nota que tienen miedo que hablemos con los civiles. Porque nos han estigmatizado y nos han hecho ver como asesinos y terroristas de Colombia. Pero cuando la gente habla con nosotros y dice que ´Ustedes son otra clase de personas que piensan y que quieren un desarrollo del país´.

Redondeamos la extensa entrevista y Romaña sostiene que es muy difícil resumir tres años de negociaciones y trabajo en una entrevista de una hora.

– No podemos dejar detalles sueltos o ambigüedades sueltos o dejar el camino minado para que estalle una nueva guerra. Por eso tenemos que ser muy talentosos y saber qué pasos ir dando para garantizar una paz estable y duradera en Colombia.









[1] Bogota Sitiada. Revista Semana.
http://www.semana.com/nacion/articulo/bogota-sitiada/30364-3



1. Ver la entrevista con Las guerrilleras sobrevivientes relata del bombardeo del campamento de Raúl Reyes. Por Dick-Miriam Emanuelsson
https://youtu.be/Bjievps84FM



 

Ver la entrevista con Lucero Palmera en abril 2005.
Lucero era coordinadora de la emisora Voz de la Resistencia del Bloque Sur de las FARC-EP. En septiembre 2010 fue muerta en un bombardeo del Ejército Colombiano. Por Dick Emanuelsson
https://youtu.be/sCfhGrP8R9M