fredag 26 juni 2015

Jesús Santrich (FARC): “Si hay firma del Acuerdo Final lo que viene es una etapa de implementación en la que ya no debe haber confrontación”

El comandante guerrillero Jesús Santrich de la Delegación de Paz de las FARC-EP en La Habana.





Jesús Santrich (FARC): “Si hay firma del Acuerdo Final lo que viene es una etapa de implementación en la que ya no debe haber confrontación

Por Dick Emanuelsson, ANNCOL

ANNCOL / 2015-06-26 / En una entrevista con el comandante guerrillero Jesús Santrich de la Delegación de Paz de las FARC-EP en La Habana, éste subraya la importancia de seguir creando una atmósfera que facilita las conversaciones en la mesa del diálogo en La Habana. Pero los acontecimientos en Colombia contrastan, dice.

No entendemos porqué persistir en esa posición guerrerista y absurda que se resume en ese cuento de que se puede dialogar en La Habana como si no hubiese guerra en Colombia, y que se puede mantener la guerra como si no hubiese conversaciones en La Habana.

La guerra psicológica contra el proceso de paz se ha intensificado en el último mes. El Departamento de E-5 de la inteligencia militar, está produciendo casi todos los días nuevas “historias” sobre como los Frentes guerrilleros en Colombia “festejan el sabotaje contra el oleoducto Transandino” pero donde los rostros de los supuestos guerrilleros son tapados con una máscara.

O como un supuesto miliciano de las FARC en el departamento de Nariño presenta en un video una exposición de su propia producción de armamento y explosivos. Para darle más condimento, “la exposición armada” fue efectuada en una escuela rural con dibujos de niños como fondo.

Es interesante registrar que nuestros colegas colombianos de RCN y Caracol publican sin el menor cuestionamiento, violando por completo los manuales del periodismo, las fuentes que efectivamente son los organismos de inteligencia de las fuerzas militares.

En un artículo del portal digital Economista.es, su corresponsal en Colombia, Francisco Rodríguez, presentó hace unas semanas la “Primicia” que los comandantes del Secretariado de las FARC ya tenían pasaportes nicaragüenses o que había recibido asilo político. Esto según “fuentes oficiales de entero crédito”. Pero si son fuentes “oficiales”, ¿por qué no las mencionan?

Pero la publicación sirvió para que unos cuantos miles de medios del mundo la citara como “fuente fidedigna”.

El recorte de elEconomista.es, ¿parte de la guerra psicológica?


DICK EMANUELSSON, ANNCOL (DE): Hace unos días fue publicado en varios medios colombianos e internacionales la noticia que los comandantes del Secretariado de las FARC que actualmente se encuentran en la Habana ya tendrían ciudadanía nicaragüense en el caso que el proceso de la paz fracasara o que el eventual acuerdo implicaría cárcel para los comandantes. ¿Qué comentario tienen las FARC sobre esa declaración?

JESÚS SANTRICH (JS): La temática a la que se refiere en su pregunta hace parte de una gran mentira mediática de la que no sabemos su finalidad. Pero quienes la han puesto a andar parece que no tienen la menor idea sobre cómo piensan las FARC. No nos conocen.

Vinimos a La Habana a tratar de llegar a un entendimiento con el gobierno, que permita resolver los inmensos problemas de orden político, económico y social que tiene nuestro país y que han afectado a las mayorías durante varias décadas. Ese es el propósito, y en ello trabajamos con todo nuestro empeño y con las máximas esperanzas en que lograremos alcanza un acuerdo final que permita al pueblo seguir la senda de la construcción de una Colombia diferente en la que se supere la desigualdad, la miseria y la carencia de democracia. Creemos que está claro, entonces, que este no es ni puede ser un proceso de sometimiento de la insurgencia. En este sentido, no es dable el escenario de guerrilleros purgando penas de prisión por haber ejercido el derecho a la rebelión contra un régimen injusto, y tampoco es imaginable siquiera ver a la dirigencia revolucionaria partiendo hacia el exilio. El destino de Colombia no puede ser el de la guerra y por eso trabajamos por la paz. No es positivo pensar ahora en rupturas o en que no lograremos firmar el acuerdo. Hay que poner optimismo y hacer los máximos esfuerzos Por que todos los colombianos y colombianas podamos acabar con la confrontación y forjar el país sin exclusiones.

Víctimas de los "falsos positivos", ejecución extrajudicial, cometidos por el Ejérecito Nacional.



EL AVANCE EN EL TEMA DE LAS VÍCTIMAS

DE: ¿Cree usted que en este Ciclo pueda llegarse a la conclusión de las discusiones en torno al quinto punto de la Agenda sobre Víctimas?

JS: Ese es nuestro deseo y creemos que hay elementos suficientes sobre la Mesa para llegar a un entendimiento pronto. Los avances logrados durante el Ciclo 37, que fue el anterior son de gran significado dentro de este propósito. Recuerde que pudimos presentar un acuerdo sobre Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición en los aspectos fundamentales, pero sin aún cerrarlo totalmente porque tal instrumento hace parte de un “Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición” respecto al cual, ahora, lo que estamos es precisando los elementos que integran tal mecanismo. Esto se hace analizando las propuestas que las víctimas del conflicto han elevado hasta el escenario de los diálogos. Estamos empeñados en sacar adelante un Acuerdo sobre las reivindicaciones esenciales que beneficien a las víctimas, y ello seguramente implicará fortalecer programas existentes, crear nuevos, corregir procedimientos que no han sido efectivos, etc. Ya veremos, no obstante y para no sacar a debate aspectos que son aún internos de la Mesa, podemos decir que gran parte de nuestras propuestas públicas, por ejemplo eso de la creación del Fondo Especial para la Reparación Integral (FERI), o lo concerniente al diseño de un “Plan Nacional para la Reparación Integral” serán elementos a tener en cuenta.

Habría que agregar que los días de los ciclos no se usa solamente en abordar el punto quinto de la Agenda. Simultáneamente estamos tratando el tema de la cesación del fuego, o lo que tiene que ver con el plan de descontaminación de restos explosivos, o iniciativas de desescalamiento que son urgentes para evitar que la confrontación se siga profundizando, y todo esto consume tiempo.


Todos los días han combates y muertos entre la guerrilla y el Ejército Nacional.


¿CESE BILATERAL DE FUEGOS?

DE: ¿Apropósito del desescalamiento y de la búsqueda del fin del conflicto, ¿todavía creen que sea posible lograr el cese bilateral de fuegos antes de llegar a la firma del Acuerdo Final?

JS: Esto sería lo correcto, porque es obvio que si hay firma del Acuerdo Final lo que viene es una etapa de implementación en la que ya no debe haber confrontación. Pero de lo que se trata ahora es de hacer un esfuerzo de sensatez y entender que si no creamos un clima de concordia que alivie los dolores de la guerra, sobre todo en el campo, lo que estamos haciendo es colocar obstáculos en el camino que pueden ser peligrosos para el proceso. No tiene sentido que siga habiendo destrucción y muerte si estamos sentados en una Mesa de Diálogo.

Mientras duró el cese unilateral del fuego declarado por las FARC, es absolutamente comprobable que a pesar de los asedios de la fuerza pública tantas veces denunciados por la insurgencia, el país pudo observar un ambiente de tranquilidad. Los combates y las muertes alcanzaron los niveles más bajos y hasta el empresariado pudo realizar con holgura sus propósitos. Entonces no entendemos porqué persistir en esa posición guerrerista y absurda que se resume en ese cuento de que se puede dialogar en La Habana como si no hubiese guerra en Colombia, y que se puede mantener la guerra como si no hubiese conversaciones en La Habana. La realidad ha mostrado que ese argumento es un sofisma. El cese bilateral de fuegos se ha convertido en una necesidad y en un deber que ya no aguanta más aplazamientos.

DE: ¿Las FARC han pensado en algún momento en levantarse de la Mesa de Conversaciones?

JS: Nunca. El mandato que tenemos de parte de todos nuestros combatientes, hombres y mujeres, es empeñarnos al máximo en la búsqueda de la paz, porque ese es el clamor mayoritario del pueblo colombiano.

Más sobre el tema:
Entrevista en julio 2012, tres meses antes el inicio del Diálogo de Paz en La Habana, al integrante del Estado Mayor Central de las FARC-EP, el comandante guerrillero Jesús Santrich en su campamento en algún lugar de Colombia:

torsdag 25 juni 2015

“Un Black Hawk blindado no se quiebra o se parte por unas minas quiebrapatas. El helicóptero fue derribado por las tropas guerrilleras”, dice la fuente de ANNCOL.
“Un Black Hawk blindado no se quiebra o se parte por unas minas quiebrapatas. El helicóptero fue derribado por las tropas guerrilleras”, dice la fuente de ANNCOL.




“El helicóptero Black Hawk fue derribado por las FARC”

Por Dick Emanuelsson / ANNCOL




ANNCOL / 2015-06-23 / De una fuente fidedigna de ANNCOL se confirma que el helicóptero que supuestamente “aterrizó en un campo minado”, en realidad fue derribado por la guerrilla.

Ayer el Ejército Nacional de Colombia confirmó que un helicóptero Black Hawk UH-60 había explotado en la zona rural del municipio de Teorama (Norte de Santander) durante el aterrizaje. El aparato pertenecía a la contraguerrilla de la Brigada 30 de la Fuerza de tarea Vulcano. Murieron cuatro soldados profesionales mientras seis de sus compañeros quedaron con graves heridas en la explosión.

Las primeras versiones del caso hablaban que el helicóptero aterrizó en un campo minado preparado por la guerrilla, supuestamente por las Farc. El mismo comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla, señaló en una rueda de prensa que las causas que generaron la explosión era un campo minado y descartó que el aparato fue derribado o que tenía fallas técnicas.

Una “quiebrepata” no quiebra un Black Hawk

ANNCOL ha hecho varios sondeos y una fuente que usualmente usamos para tener certeza sobre distintos temas, sostiene que el general Lasprilla trata de crear una cortina de humo por el penoso caso de un helicóptero derribado por la guerrilla.

– No murieron todos los militares. Seis de ellos están vivos y pueden confirmar o desmentir si era un campo minado o si el aparato fue derribado. Ellos estaban presentes, dice la fuente de ANNCOL.

También entrega otro elemento que debe ser tomado en cuenta:

– Los campos minados contiene explosivos que los generales llaman “minas quiebra patas”, y que sí, quiebra pies cuando explota. Pero es una gran diferencia entre un pie y un helicóptero que se quiebra en dos partes. El Black Hawk es además un helicóptero blindado, resiste no solo tormentas en el aire sino también tiros de las ametralladoras. El general Lasprilla debe pasar por duras contradicciones personales, por que como un experimentado general, sabe perfectamente bien, que un Black Hawk no se quiebra o se parte por unas minas quiebrapatas.

– El helicóptero fue derribado por las tropas guerrilleras que se mueven como el pez en el agua en esta región, dice la fuente de ANNCOL.

Según el general Lasprilla, el Black Hawk realizaba labores de abastecimiento y apoyo a las tropas terrestres del Ejército que durante varios días han librado combates. Según el Ejército el hecho le atribuyó a la Compañía de Resistencia del Catatumbo de las FARC. De la guerrilla todavía no ha salido un parte de guerra que confirma o desmiente las declaraciones del general Lasprilla.

¿Ahorrando vidas o intensificar la guerra?

Desde que las FARC no querían recibir más bombas a sus campamentos o más asesinatos de negociadores de paz de esta guerrilla, la guerra se ha intensificado. Todos los días hay varios combates o acciones armadas en contra la economía de guerra del Estado. Mueren guerrilleros y soldados, hijos del mismo pueblo en una guerra que no es los soldados sino de un Poder Fáctico que no quiere ceder un solo milímetro de su poder en las negociaciones de paz, dicen los conocedores del conflicto social y armado.

La muerte del soldado Franklyn Gamboa Monsalve, de 25 años de edad, natural de El Zulia (Norte de Santander), ahora es utilizada por RCN y Caracol y los demás medios corporativos para atacar a la insurgencia por “su descaro de suspender su cese al fuego unilateral”. Pero hay que distinguir entre Causa y Efecto.

Si Santos había aceptado el cese al fuego bilateral o, como dice el Comisionado por la paz de la ONU en Colombia, una tregua bilateral, se había ahorrado centenares de vidas como la vida de este soldado. Él planeaba a retirarse de las FF.MM. y la guerra en Colombia después que naciera su hija hace un mes. Desgraciadamente fue unos de los cuatro muertos en el derribamiento del helicóptero en el Norte de Santander.

“La esposa, la mamá e inclusive, yo también, le habíamos dicho que se retirara, que ya tenía una niña, que pensara que iba a ser muy difícil que la viera. Él estaba pensando en retirarse, estaba en eso”, dijo Elkin Leonel García, cuñado del uniformado, al diario El Tiempo.