sábado, 6 de diciembre de 2014

Véalo en ANNCOL: Video exclusivo de la Liberacion del general Alzate capturado por las FARC

El comandante guerrillero Pastro Alape y el general Alzate.




Véalo en ANNCOL: Video exclusivo de la Liberacion del general Alzate capturado por las FARC

Por Dick Emanuelsson, ANNCOL


http://youtu.be/0ifCVVe5E9k



ANNCOL / 2014-11-29 / DEPARTAMENTO DEL CHOCÓ / En este video exclusivo hecho por el guerrillero Boris Guevara, podemos ver cómo fue la liberación y entrega del general Rubén Darío Alzate y sus dos acompañantes, la abogada Gloria Urrego y el cabo Jorge Rodríguez el 29 de noviembre de 2014.
La entrega a la Cruz Roja Internacional y los representantes de los países garantes, Noruega y Cuba, fue encabezada por el comandante de las FARC, Pastor Alape. En el video vemos como Alape conversa informalmente con los tres retenidos que esperan por ser liberados al otro momento.
Contrasta abismalmente las declaraciones con la demonización que varios políticos y medios han hecho sobre la foto en donde Alape y el general poseen juntos y con el abrazo uno al otro como podría ser Colombia un día sin guerra. [ANNCOL].


jueves, 4 de diciembre de 2014

Colombia: “Una amplia y generosa amnistía para todos los presos y presas políticos colombianos”: Abogado Wldarico Florez-Peña

En la Mesa de Diálogo debe tener como un punto prioritario la amnestia a los presos políticos y de guerra, sostiene el abogado Peña-Flores en la siguiente entrevista.


“Una amplia y generosa amnistía para todos los presos y presas políticos colombianos”: Abogado Wldarico Florez-Peña

Por Dick Emanuelsson, sub director ANNCOL

 
BOGOTA / TEGUCIGALPA 2014-12-02 / – Hoy hay un debate en Colombia que debería ampliarse el artículo de delito político para facilitar una propuesta de una amplia y generosa amnistía para todos los presos y presas políticos colombianos.


Los presos de guerra y los presos políticos deberían ser incluidos en una amnistía general con la firma de paz entre la insurgencia y el estado colombiano.

Pero e este momento urge medidas drásticas para atender miles de presos que literalmente mueren en las cárceles, como decían los presos de guerra en un comunicado a raíz de su huelga de hambre que fue levantado ayer lunes.
Estas son las conclusiones que hace Wldarico Flores-Peña en la siguiente entrevista acerca la dramática situación en las cárceles colombianas que ANNCOL presenta. Él es presidente de la Brigada Juridica Eduardo Umaña y especializado en Derechos Humanos.

AUDIO:
https://app.box.com/s/s56t4x6fzby3qiuv544b


 
 
El abogado Wldarico Flores-Peña con la presa política Liliany Patricia Obando u otro
abogado en la cárcel el Buen Pastor.
Foto: desconocido/Internet.

 
Violaciones a los derechos humanos por parte del INPEC: Hay gravísimas responsabilidades y culpabilidades
Por: Wldarico Florez –Peña, presidente Brigada Juridica Eduardo Umaña
Colombia a la firmado varios instrumentos y pactos de derecho internacional público en los cuales se declaran y garantizan los derechos humanos de las personas privadas de la libertad. Por lo tanto en este caso es en INPEC en quien recae la obligación de responder por el estado de esos derechos.
Miremos por ejemplo algunos elementos que viola sistemática y permanentemente el INPEC, en el trato a las personas privadas de la libertad:

1. La Carta Internacional de Derechos Humanos
2. Pacto Internacional de derechos civiles y políticos.
3. Convención americana de derechos humanos.
4. La convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial.
5. La convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
6. La convención Interamericana sobre la concesión de los derechos civiles de la mujer.
7. La convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.
8. La convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.
9. La Convención sobre los derechos políticos de la mujer.
10. Conjunto de principios básicos para la protección de las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión
11. Principios básicos para el tratamiento de los reclusos. 
 
Isac Flores López, uno de los combatientes heridos de las FARC.
 
Sobre estos dos últimos principios es común por parte de la guardia penitenciaria su desconocimiento y violación flagrante, pues no dan un trato humano a los prisioneros, se menoscaban a diario los DDHH, se sigue practicando la tortura tanto física como psicológica y tratos crueles, inhumanos y degradantes, las personas que no han sido condenadas son incluidas con condenados desconociendo sus derechos en tal sentido, pues no están separadas, no se les explica a los prisioneros sus derechos y su manera de ejercerlos, se les restringe permanentemente su comunicación con su abogado, no se permite la visita de personas calificadas y experimentadas para verificar las violaciones de los DDHH: estos principios y d sposiciones son restringidos y desconocidos por parte de la guardia penitenciaria.

Es importante destacar que en el caso de la convención sobre la tortura el artículo 55 de la carta el Estado Colombiano, debe promover el respeto universal y la observancia de los DDHH y las libertades fundamentales e igualmente el Estado Colombiano debe tomar medidas urgentes legislativas, administrativas, judiciales eficaces para impedir que en los establecimientos carcelarios y penales el INPEC no siga cometiendo actos de tortura.

Para ello se hace necesario que el INPEC, incluya verdaderas políticas de educación y una información completa sobre la prohibición de la tortura en la formación profesional del personal de la guardia y otros que puedan participar en la custodia de los prisioneros políticos y de guerra.

En el caso de los Prisioneros de guerra a pesar de las negociaciones de paz que se adelantan en la Habana-Cuba con el grupo insurgente de las FARC- EP, se desconoce la aplicación y su reconocimiento como tal de beligerantes y de prisioneros políticos y se les debe colocar bajo el ámbito del derecho de Ginebra, con lo cual la guardia del INPEC como sujetos del Estado tiene gravísimas responsabilidades disciplinarias, penales y administrativas por las violaciones a los DDHH de los prisioneros políticos y de guerra.

Además debe tenerse en cuenta que el derecho internacional humanitario aplicable en Colombia es el que está consagrado en el artículo 3 común de los cuatro convenios de Ginebra de 1949 –aprobados por medio de la ley 5ª de 1960- y el protocolo 2 de 1977, adicional de dichos convenios –aprobado por medio de la ley 171 de 1994-.

El Estado colombiano y el INPEC están en obligación de cumplir estas normas internacionales pues el gobierno de Juan Manuel Santos ha reconocido que hay un conflicto armado interno y se encuentra actualmente en un proceso de negociación de paz con las guerrillas de las FARC-EP en la Habana Cuba, en ese sentido Colombia es parte de tales convenios internacionales y el Estado colombiano y el INPEC tienen compromisos y responsabilidades frente a la comunidad internacional y en relación con su propio derecho nacional.

Los presos de guerra se levantaron su huelga de hambre de ayer lunes con el mensaje arriba.
 
El Estado colombiano ha venido incumpliendo las normas de los cuatro convenios de Ginebra de 1949 y de sus protocolos adicionales de 1977 por eso, es urgente que el gobierno nacional ordene al INPEC y a las autoridades competentes el respeto de dichas normas y su aplicación a los prisioneros de guerra y es aquí donde el CICR puede jugar un papel muy importante ofreciendo sus servicios como bien lo viene haciendo de tiempo atrás en la liberación de personas retenidas por ese grupo insurgente, pero también el gobierno nacional puede hacer gestos humanitarios recíprocos haciendo acuerdos especiales para liberar a los heridos y enfermos que se encuentran en las prisiones colombianas.
Démonos cuenta también que, el protocolo adicional a los convenios de Ginebra relativos a la protección de las víctimas de conflicto armado nos habla de un trato humano y que dichas garantías fundamentales deben ser respetadas por el Estado colombiano y el INPEC es decir que se respete su persona, su honor, sus convicciones y prácticas religiosas, su salud, su integridad física y mental y el no sometimiento a tratos crueles y tortura.

Pero también el mencionado protocolo adicional resalta en su artículo 5 a que los heridos y los enfermos serán tratados humanamente y recibirán los cuidados médicos que exija su estado de salud y si el Estado decide liberar a estas personas que están privadas de la libertad debe tomar las medidas necesarias para garantizar su seguridad. En síntesis, es urgente y necesario que el gobierno ordene a través de la defensoría del pueblo o de un organismo internacional de derechos humanos acciones recíprocas de carácter humanitario para los prisioneros de guerra de las FARC-EP.

Podemos concluir que esta grave crisis de violación de los DDHH que vienen denunciando los prisioneros políticos y de Guerra con la absoluta impunidad de los organismos de control, obedece a una política pública y sistemática de desconocimiento y a aplicación de convenios y tratados que hacen parte del bloque de constitucionalidad que viola el Estado colombiano a través de la guardia penitenciaria por aplicación de las viejas tesis de seguridad nacional, del enemigo interno, de políticas del Buro de prisiones de los EEUU y de una corrupción generalizada. 

La comunidad internacional de los DDHH y los mismos negociadores de la Habana –Cuba deben reaccionar inmediatamente para que estas graves violaciones e infracciones cesen y exigir al Estado colombiano y la Guardia del INPEC, las investigaciones y sanciones al respecto.

Noviembre 27 de 2014

Categoría: Presos políticos

Colombia: “Nosotros soldados no valemos nada”

Guerrilleros, miembros de la Cruz Roja Internacional y representantes de los países garantes en el lugar por la entrega guerrillera de sus dos militares en el departamento de Arauca. Foto: Viviana Fernández, FARC-EP.



Colombia: “Nosotros soldados no valemos nada”

Por Dick Emanuelsson, sub director ANNCOL, Viviana Fernández, integrante de la Delegación de las FARC-EP en La Habana  

La liberación de Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz por parte de las FARC y las declaraciones duras de los soldados liberados sacude a la cúpula militar.

 

http://youtu.be/i3_rtdsF65c


Creado en Lunes, 01 Diciembre 2014 22:47
ANNCOL / 2014-12-01 / Mientras el general hace pocos minutos se despidió de la institución castrense después 33 años de servicio, los dos soldados profesionales Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, también capturados en combate en el departamento de Arauca, envían a sus propios hermanos de armas un mensaje “que miren, que piensen, que por favor abran los ojos y miren como nosotros soldados no valemos nada”.

El reportaje exclusivo y polémico hecha por la reportera guerrillera Viviana Fernández, integrante de la Delegación de las FARC-EP en La Habana, es como un combo de dinamita política.


Ella estuvo presente cuando el Frente de las FARC, que había capturado a los dos soldados profesionales en un combate con la contraguerrilla hace tres semanas, fueron entregados por la guerrilla a la Cruz Roja Internacional y los representantes de los países garantes del proceso de paz, Noruega y Cuba. En el mismo viaje, que partió de La Habana, participó también el comandante guerrillero Carlos Antonio Lozada, integrante también de la Mesa del Diálogo de Paz en La Habana.

Ante la población civil habló el comandante guerrillero Carlos Antonio Lozada, integrante de la Delegación y del Secretariado de las FARC. Foto: Viviana Fernández, FARC-EP.
 
“Ni una sola mala palabra”
Fue el día 25 de Noviembre cuando fueron liberados los dos soldados profesionales Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz. Viviana Fernández entrevistó, con el permiso de los dos soldados, a los dos prisioneros de guerra. 

Las declaraciones no han caído bien en la cúpula militar y aún menos en los sectores oficialistas de los medios de comunicación colombianos. Inmediatamente comenzaron a cuestionar la veracidad de las declaraciones hechas por los dos soldados.

Por supuesto que ellos se encontraban en calidad de prisioneros y es lógico de cuestionar una entrevista con tal carácter por que no esta hecha bajo una situación normal.

Cuando  te capturaron ¿cómo te trataron?

– Bien. Ni una sola mala palabra, nada, nada. Ellos donde llegaron me ofrecieron agua. De lo que comieron me daban a mí primero. El trato fue muy excelente, muy bueno.

Foto: Viviana Fernández, FARC-EP.
 
Son las palabras de Jonathan Andrés Díaz Franco, de 23 años. Su compañero Paulo César Rivera, de 24 años, pertenecen a la Contraguerrilla colombiana, es decir soldados de profesión. Sus mandos constantemente insisten que la guerrilla tortura, mata y desaparece a los militares o policías capturados en combate.

– Ahora vemos las cosas de otra manera. Buen trato. (Han sido) 15, 16 días y no me he sentido como prisionero de guerra, dice Paulo César Rivera de 24 años.

Foto: Viviana Fernández, FARC-EP.
 
El desempleo en Colombia y la guerra como salario

A la pregunta a Jonathan ¿por qué se hizo soldado profesional? éste responde:

– Por el desempleo que hay en Colombia. Ahí tenía un sueldo, . . . un sueldito y pues tenía como ayudar a mi abuela, mi hermano.

La misma circunstancia social y económica tiene Paulo:

– Encontré una forma de vida, de ayudar a mi familia, a sacarla adelante. Mi papá es campesino vive en el campo, cultiva y mamá es costurera. Sabemos que el ejército es una empresa. . .  como le diría. . . que más oportunidades tiene. Por que trabajo (civiles) casi no hay. Algunos nos toca. . .

Sobre la experiencia de convivir 16 días con los guerrilleros, Jonathan expresa sin vacilación:
– Todos somos campesinos y humildes. Muchos de nosotros estamos aquí (en el ejército) obligados, o sea por el desempleo.

Guerrilleros y soldados de la misma clase social pero la diferencia es ¿al servicio a quién? Foto: Viviana Fernández, FARC-EP.
 
Niegan de haber sido secuestrado

Cuando fueron tomados prisioneros de guerra después el combate hace más de tres semanas, los medios oficialistas inmediatamente tildaron la retención como “secuestro”. Pero ni Paulo ni Jonathan están de acuerdo con esa expresión:

– Anteriormente consideraba secuestrado.

¿Por qué?

– Pues, es lo que uno aprende. Pero cuando uno esta acá es diferente. Secuestro es cuando es con plata.

Jonathan:

– Prisionero, por que nos cogieron en combate, no cuando fue “recochando” (en colombiano: pasarla muy bueno, sin cohibirse, sólo dejarse llevar) ni en la casa sino fue en combate. ¡Retiran las tropas y brindan la seguridad para nosotros por que de momento. . .  En el primer momento me iban a soltar pero eso era bombardeo por ahí por allá, que los Black&Hawks, que las operaciones. . . Que no se monte en una película, que no es verdad, por que de pronto les vamos a rescatar en sangre y fuego. 
Pero en sangre y fuego es matar a mi mismo, matarnos a nosotros los soldados que estemos ahí. . .  El cese bilateral de fuego es mejor, hasta la paz ya. . . que acabamos esa violencia.

“Estuvo muy bien que él estuviera ahí”, el General

Las declaraciones sobre la captura del general Rubén Darío Alzate es también de la misma dinamita política:

– Por una parte bien para que él se de cuenta, por que ellos son los que mandan a uno, no es como ellos piensan, que la guerrilla no es una banda criminal o sangrientos, nada. Es mejor que. . . estuvo muy bien, estuvo muy bien, sí que él estuviera ahí que viera con sus propios ojos, si viviera en el momento. Por que el ago que nunca se ve, siempre eran los soldados, entonces cuando ellos ven salir a uno habla bien de la guerrilla entonces (dicen) métele psicología, psicología. Pero ahí esta él, de que en verdad hable y ojala que le dejen de hablar a la luz pública lo que verdaderamente (es) la guerrilla y como lo tratan.

Los guerrilleros de las FARC en espera de la retirada del lugar para la entrega. Foto: Viviana Fernández, FARC-EP.
 
– Ahí es donde yo más mando un mensaje a todos los soldados que miren, que piensen, que por favor abran los ojos y miren como nosotros soldados no valemos nada, no valemos nada al presidente, supuestamente presidente de la paz que gobierna, que la población manda arriba para que la paz, pero nosotros no valemos nada. Por que si no hubieran agarrado al general, nosotros estuviéramos acá, no hubieran hecho nada de la liberación y esto. Eso me dio más tristeza del presidente.

Cuando se escribe esto, el General Alzate ha renunciado su cargo. Sin duda los dos soldados liberados serán objetos por un “tratamiento especial” por sus declaraciones y crítica a la forma que se esta llevando la guerra en medio del proceso de paz. Son los hijos más humildes de Colombia que son “carne de cañón” en esta guerra. Después de la entrevista con los dos, no cabe duda de eso.